Así se construye ALTO
Nuestro ADN, la innovación
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2009
2008
2005

ALTO comenzó en el 2005 como una innovación social, con un local de supermercado al sur de Chile víctima de constantes robos.

Se creó un modelo que combinaba la cero tolerancia con la comunicación disuasiva con el objetivo de cambiar las conductas delictuales de las personas y atacar el robo hormiga. El modelo de tres pilares se enfocaba en sistemas de innovación, persecución penal y comunicación disuasiva. A un año de su implementación se logró disminuir en un 23% los delitos y al año siguiente un 50% y mejorar el ambiente laboral de esa tienda. Esto nos abrió las puertas y pasar de un local a tomar más del 80% del mercado del retail en Chile. Al ser un modelo autodestructivo, nos vimos en la necesidad de innovar.

Comenzamos a prevenir y disminuir las pérdidas patrimoniales en cualquier tipo de industria. Entramos en el área de los servicios básicos, logística, industrial, alimentación, salud, entre otros. Abrimos nuevos mercados: Colombia, México, España, Estados Unidos y Perú. Pasamos de un modelo reactivo a uno proactivo. Mutamos de un foco legal a uno de prevención de pérdidas patrimoniales para llegar hoy a una propuesta de valor que a través de la integración, análisis y accionabilidad de la información genera eficiencia operacional. A 14 años de su creación, la marca ALTO está presente en más de 25 mil puntos en 6 mercados, en más de 150 ciudades.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.

Aceptar